TOMÁS MARTÍNEZ PAGÁN

Gastronomía desde la Trimilenaria

Los  pistachos para mejorar la vida

Picture of Redacción 'The Gastro Times'

Días atrás nos dimos cita en Cabo Palos un grupo de amigos para ver por televisión a nuestra selección nacional de futbol y, antes del partido, en amena tertulia y mientras nos preparaban las copas de rigor, Floro nos comentó muy convencido: “No busquéis el lujo en relojes ni en pulseras. No lo busquéis en mansiones ni en veleros. Lujo son risas y amigos. Lujo es no estar enfermo. Lujo es la lluvia en la cara. Lujo son abrazos y besos».

“No busquéis el lujo en tiendas ni en regalos. No lo busques en grandes fiestas ni en eventos. Lujo es que la gente te quiera. Lujo es que te tengan respeto. Lujo es que vivan tus padres. Lujo es poder jugar con tus nietos. En resumen, lujo son esas pequeñas cosas que no se pueden comprar con dinero”.

Floro nos sorprendió al sacar una gran bolsa de pistachos y nos contó que el árbol del pistacho puede ser tanto hembra como macho y alcanza a vivir hasta trescientos años. El pistacho es conocido como «fruto seco feliz» y una de sus variedades más famosa y valorada es la llamada “oro verde de Sicilia”; un tipo de pistacho que se cultiva en las laderas del volcán Etna.

Continuó hablando sobre este fruto seco y nos comentó que, según la leyenda, la reina de Saba – gran amante de los pistachos – declaró que los mismos debían ser consumidos y disfrutados solo por la realeza. De hecho, era ilegal que las clases bajas cultivaran pistachos pues se reservaban las cosechas únicamente para su corte real.

Y no terminaron ahí los comentarios de nuestro amigo pues continuó hablando sobre las ventajas del preciado fruto seco dado que ayuda a dormir y a combatir el estrés. Su nombre proviene del persa «pisteh» que significa “riqueza y fortuna”. Tiene una gran cantidad de melatonina: treinta gramos de pistachos contienen seis miligramos de melatonina, la cual ayuda a mantener la presión arterial y los niveles de cortisol. Además, origina efectos beneficiosos para diferentes órganos como el estómago, los ojos o el oído.

Mientras Floro nos hablaba de los pistachos, Ismael preparaba unos gin&tonics muy especiales de ginebra Monkey 47 Schwarzwald combinados con la nueva tónica Match Tonic Water India envasada en botella cuadrada que, con buen hielo y un twist de corteza de limón, estaban de verdadero lujo. Y con los gin-tonics y los pistachos – también conocidos como «el snack de los corredores» – el doctor Aracil nos informó que el beneficio de los pistachos no termina en todo lo comentado anteriormente. Aún hay más.

Según un estudio del Hospital Universitario Ataturk de Ankara, capital de Turquía, este fruto seco mejora la calidad de las relaciones sexuales. Esta publicación afirma que añadir cien gramos de pistachos a la dieta diaria durante tres semanas tiene efectos positivos en hombres con disfunción eréctil. Comentaba que todo esto se debe, al parecer, a un aminoácido llamado arginina que relaja los vasos sanguíneos.

En España tenemos más de 45.000 hectáreas plantadas cuando hace tan solo doce años habían 1.150 cultivadas. La fiebre por producir pistacho ha hecho que su cultivo se haya multiplicado por cuarenta. En la emergente y creativa cocina española se pueden encontrar un sinfín de recetas con pistachos: salsas tipo pesto de pistacho, espaguetis, timbales de arroz, quinoa o cuscús, entre otras muchas. Al igual que es buen compañero de los desayunos con cereales y resulta delicioso en la crema de verduras, en los postres se convierte en un fruto que da muchísimo juego.

Y después de un disfrute muy especial entre amigos con unos buenos gin-tonics, aprendiendo sobre pistachos y con el triunfo de nuestra selección, en un rincón único como Cabo Palos les dejo con esta reflexión: «No es lo mismo decir todo lo que se piensa, que pensar todo lo que se dice».

Tomas Martínez Pagán

Miembro de Número de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia

Compartir con

Recibe la newsletter de The Gastro Times en tu correo.

ÚLTIMAS NOTICIAS
Scroll al inicio
Recibe la newsletter de
The Gastro Times en tu correo
Ir al contenido