Cocina a cuatro manos, la original propuesta mensual de la chef Cánovas

Concha Alcántara

La idea la tuvo durante la pandemia pero ha sido hace unos meses cuando ha podido llevarla a cabo tal y como quería. La chef Esther Cánovas comenzó en septiembre un ciclo gastronómico único en la región, “A mesa puesta con…”, que propone cada mes una cita en su restaurante en la que ella cocina junto a un chef invitado. Los comensales tienen la oportunidad de probar un menú elaborado a cuatro manos en el que se fusionan dos estilos y personalidades distintas.

“A nivel profesional, a los cocineros nos cuesta mucho juntarnos porque cada uno está en su cocina. Esta modalidad nos da una oportunidad de vernos, de intercambiar ideas, fusionar cocinas y de que el cliente pueda experimentarlo. Es algo diferente y único”, explica la chef.

Este ciclo se extiende a lo largo de 10 meses, de septiembre a julio, y traerá a la cocina de su restaurante, Salabores, a un total de 10 cocineros. Comenzó en septiembre con Freddy Salmerón (Oxox), al que han seguido David Muñoz (Alborada), Sergio de Gea y Carlos Saura (profesor del CCT). Su próximo invitado es Miguel Albadalejo, del restaurante Raro (Murcia). Será el próximo 9 de febrero y ofrecerá junto a él un menú ideado especialmente para la ocasión pero que los comensales no conocen de antemano.

“No desvelamos el menú hasta el momento de la cena. Es sorpresa, para que nadie vaya con una idea preconcebida de lo que va a comer. Los platos se van descubriendo sobre la marcha y salimos a explicarlos”, señala.

La propuesta suele incluir seis platos: dos aperitivos, dos platos principales y dos postres. En cuanto a la forma de crear ese menú a cuatro manos, señala que ella se suele adaptar al invitado para intentar que la combinación siempre tenga un equilibrio y el resultado no carezca de sentido. “Lo hablamos mucho para que esa fusión sea posible. Tenemos una cierta química, fusionamos pero respetando el estilo de cocina de cada uno. Es muy gratificante, sobre todo cuando ves la respuesta de la gente”, explica. Eso sí, trabajan con productos de temporada y de la Región, «que siempre hace que la calidad del plato sea mucho mejor”.

El evento tiene un máximo de 25 plazas. “No es un encuentro masificado sino uno hecho con calidad y cariño, para poder explicar y atender bien a todo el mundo. Es un evento muy personalizado y especial. La gente viene a pasar un buen rato, disfrutar de una buena gastronomía y que les sorprendamos”, asegura.

El próximo año ya está barajando traer a chefs de fuera de la Región para abrir fronteras gastronómicas y tiene el objetivo de poder hacer alguna cita con un cocinero con estrella Michelin.

SALABORES

El ciclo es una más de las propuestas que lleva a cabo desde su restaurante Salabores, ubicado en la murciana plaza Sardoy. Allí lleva un año desarrollando un concepto de cocina autóctona sencilla a través una pequeña carta que cambia cada dos meses.

“Mi línea gastronómica tiene una base de cocina muy murciana, con productos de la tierra, de temporada, y dando a ciertos platos de toda la vida de la Región un giro”, cuenta.

Ejemplo de ello es su ‘Zarangollo 3.0’, un plato muy identificativo de la cocina murciana al que “le hemos damos una vuelta y a la gente le encanta”. Los ingredientes son los mismos, pero los presenta de otra forma: una base de sopa de cebolla, un timbal de patatas confitadas en mantequilla y orégano, unas láminas de calabacín escaldadas y todo coronado con una yema de huevo. “La presentación es totalmente diferente pero en boca es zarangollo puro, con un sabor aún más potente”, describe.

También el perrito murciano ‘Mil leches’, de chato murciano estofado en cerveza carameliza en pan brioche, o el buñuelo de morcilla de masa japonesa, “en la que he intentado recrear el sabor a campo, a matanza, a invierno”.

Además, tiene su propio huerto el que, siguiendo una tendencia cada vez más seguida en los restaurantes, planta hierbas aromáticas y algunas hortalizas para abastecer su cocina. “Lo consumo todo en los platos que ofrecemos aquí. Ahora me estoy planteando incluso tener gallinas. Todo lo que sea mejorar el resultado, es bienvenido”, subraya.

Compartir con

Recibe la newsletter de The Gastro Times en tu correo.

ÚLTIMAS NOTICIAS
Scroll al inicio
Recibe la newsletter de
The Gastro Times en tu correo
Ir al contenido